Buscar

Cargando...

lunes, 23 de mayo de 2011

La Batalla de Pichincha

En 1809 se proclamó la Junta de Gobierno de Quito por parte de un grupo de patriotas, situación que llevó a los realistas a desatar una matanza el 2 de agosto de 1810, dando muerte a cerca de 300 civiles del movimiento independentista. Por su parte las milicias quiteñas se enfrentaron sin éxito al ejército realista. En 1812 se proclamó el Estado de Quito, pero de igual forma no tuvo eco dicha resolución.

Tras conseguir la independencia Guayaquil en octubre de 1820, en febrero de 1821, el ejército guayaquileño recibió refuerzos y armas enviados por Simón Bolívar, presidente de Colombia. En mayo de este año,  el general de brigada Antonio José de Sucre, Comandante en jefe de la División Sur del Ejército colombiano, llegó a Guayaquil, para dirigir al ejército patriota rumbo a la independencia de Quito.

Antonio José de Sucre
Tras sufrir una ligera derrota en 1821, en enero de 1822, Sucre organiza la nueva campaña. El 2 de mayo de 1822, la fuerza principal de Sucre había alcanzado la ciudad de Latacunga, desde donde reorganizó sus tropas, sumando voluntarios de los pueblos cercanos, mientras esperaba refuerzos e informes de inteligencia.

Finalmente el 24 de mayo de 1822, en las faldas del Pichincha, el ejército patriota bajo el mando del General Antonio José de Sucre, libró la batalla que sella nuestra independencia. El enfrentamiento causó la muerte de varias decenas de soldados de ambos bandos,  y siendo a las 12h00 del día 24 de mayo, el ejército patriota que estaba conformado por 2.971 hombres, derrotó  a los realistas que contaban con un número de  1.894 combatientes, dirigidos por el General Aymerich.

El grito de victoria de escuchó desde la cima del Pichincha, a más de 3000 metros de altura sobre el nivel del mar. Con el triunfo,  el 25 de mayo de 1822, Sucre entró con su ejército en la ciudad de Quito, donde aceptó la rendición de todas las tropas españolas.

Con la victoria de la Batalla de Pichincha,  se puso fin al dominio español en los territorios de la Real Audiencia de Quito. Por pedido de Bolívar, Quito se incorporó a Colombia, al igual que Guayaquil lo hiciera un poco más tarde.

“LA RAZON”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios.